18 jun. 2012

Austria 42º encuentro


AUSTRIA  Y  EL 42º  ENCUENTRO  INTERNACIONAL  DE  PILOTOS  DE  
MONTAÑA  2012



La APME con la colaboración de la FAC ha organizado un nuevo viaje de vuelo de montaña, en esta ocasión para participar en el 42º Encuentro Intl. de Pilotos de Montaña EMP – OeGPV,  que se ha celebrado entre el 25 y el 28 de mayo en Austria central.
Con una baja de última hora, finalmente fuimos 9 las tripulaciones participantes. Por delante teníamos más de 1.300 km a recorrer (Alfonso y Muri con su Savannah, unos 1.800 km desde Santander), la barrera de los Alpes la tendríamos que cruzar 2 veces y nos tendríamos que adaptar a los caprichos climáticos de sus dos vertientes.
El jueves a las 8h00 de la mañana nos poníamos en marcha  desde  Igualada, Hostalrich, Sabadell y Viladamat en formaciones 2 ó 3 aeronaves y con nuestros respectivos planes de vuelo abiertos, rumbo a Francia. En esta primera etapa cruzamos Perpignan, Montpellier y el aeropuerto militar de Orange para llegar 3 horas más tarde a Gap. Los controladores franceses como siempre muy amables y muy eficaces, en particular en la zona de Montpellier donde el tráfico de IFR’s y VFR’s era muy intenso.

Sobre las 13h00 volvíamos al aire para afrontar la primera travesía de la barrera alpina. 




A pesar de la hora y de los cúmulos que iban creciendo, el vuelo hasta la frontera italiana pasando por el Col de l’Arche fue relativamente tranquilo. Alcanzado el collado,  rápido descenso hasta la llanura lombarda entre bromas “a la italiana” por la frecuencia y vuelo placentero hasta  la aviosuperficie de Speziana, al sureste del CTR de Milano. Nuevo repostaje y breve picnic antes de poner rumbo a Belluno. Mientras, los  SIERRA’s de Mariano y Joaquim, ya estaban volando  a Bolzano, al norte del lago de Garda.
A todo esto, la tripulación del Savannah nos iba  pisando los talones. Habían salido el miércoles desde Santander pero debido a las nieblas matinales que encontraron en Francia central el jueves, no pudieron reunirse con el grupo en Gap, tal como estaba previsto, y siempre les llevábamos un par de horas de ventaja.
Camino de Belluno, antes de entrar en la zona de las Dolomitas, encontramos tormentas que empezaban a descargar, por lo que decidimos bajar en el campo de Pradelle. A la media hora volvíamos a despegar para disfrutar de un vuelo tranquilo hasta Belluno donde ya nos quedaríamos a pasar la noche.
El viernes amaneció cubierto y amenazaba lluvia pero la previsión decía que sobre las 9h00 el pequeño frente ya habría pasado. La previsión se cumplió a rajatabla y a las 9h15 ya estábamos todos en el aire para hacer uno de los vuelos más bonitos del viaje: la ruta para atravesar las Dolomitas remontando el Piave. Con una meteo excelente y vientos prácticamente en calma fuimos disfrutando del vuelo hasta Mauterndorf, nuestro destino final en Austria, “Servus”!
Joaquim, Conxita y Mariano habían llegado minutos antes, siendo los primeros participantes en llegar al encuentro. El equipo del Savannah no tardaría en aterrizar. Después de numerosas llamadas, whatsapps y fugaces comunicaciones por radio, por fin nos reuníamos con ellos.
Los organizadores del encuentro, la OeGV, tenían preparado un estupendo bufete de bienvenida en el hangar y como veníamos todos ambrientos y con ganas de tomar una buena cerveza, nos instalamos en las mesas a disfrutar de la primera comida tranquila del viaje y del ambiente que se iba animando con la llegada de nuevas tripulaciones procedentes de todos los rincones de Europa.
Esa tarde, tuvimos la suerte de coincidir en Mauterndorf con una  procesión acompañada por una banda de música tradicional. Las campanas de la iglesia empezaron a sonar a las 4 en punto anunciando el inicio de la celebración. Los participantes llevaban todos sus atuendos típicos algo que, por otra parte, es lo habitual en gran parte de Austria.
Como se nota que estamos en Europa central y que es primavera: el sol sale a las 5 a.m. y entra directamente por la ventana del hotel. Como con esto del viaje llevamos los horarios cambiados, ya no hay forma de dormir así que nos vamos poniendo en marcha y a las 7 a.m. ya estamos casi todos desayunando en el fantástico hotel Steffner-Wallner cuya propietaria es simpática, divertida, atenta, en fin que está en todo y los clientes estamos encantados.
La organización ha convocado a todos los pilotos a un briefing para preparar el vuelo de hoy. En función de la velocidad de crucero de los aviones, nos distribuyen en patrullas de hasta 5 aeronaves, cada una con su líder y con una frecuencia de uso exclusivo de la patrulla. Los austríacos parece que practican a menudo lo del vuelo en formación pero a nosotros no nos parece tan fácil la cosa, menos teniendo en cuenta que estamos rodeados de montañas y de que el vuelo nos obligará a cruzar una cadena montañosa. Cuando nos dan la orden por radio, ponemos en marcha los motores, calentamos, rodamos a punto de espera y al aire, uno detrás de otro, o más o menos. Aunque la intención es ir en formación, alcanzando las montañas que tenemos que pasar, cada uno va ya por donde puede pues hay que ir ganando altura y evitar las descendencias que hay en algunas zonas. Al final, alcanzando el punto de notificación del aeródromo de Trieben, nuestro destino, nos volvemos a reunir todos.
Un autocar nos traslada al convento benedictino de Admont, que alberga una impresionante biblioteca barroca. Tras esta interesante visita que nos permitirá disfrutar del arte y la cultura austríaca, regreso al aeródromo para volar de vuelta a Mauterndorf donde tomaremos parte en la Coupe Geiger. Con el sol de cara resulta bastante difícil alinearse bien con la pista y apuntar a la raya de aterrizaje. La cuestión es, ante todo, no aterrizar en “la grieta”! El P96 de Enric y Manitas ha llegado hace un rato a Mauterndorf después de salir el viernes por la tarde de Gerona. 



Hoy toca cena en la gran sala del ayuntamiento. La velada estará amenizada por un grupo de música tradicional y tras los postres, participaremos en un divertido baile por parejas con coreografía de Martin Skacel, el “presi” de la asociación austríaca. Mientras a algunos aún les quedan fuerzas para ir a la disco, los demás cruzamos la calle hasta nuestro hotel para recuperar fuerzas.
El domingo por la mañana el Eurostar de Juan Carlos y Alfons despega a primera hora rumbo a casa y el resto nos vamos de visita a Zell am See. En un vuelo de unos 30 minutos alcanzamos este bonito aeródromo donde ya están preparadas las bicicletas y motos con las que haremos un poco el turista. Siguiendo el carril bici nos acercaremos a Zell am See y daremos la vuelta al lago en el que ya hay algún bañista pues las temperaturas son muy cálidas. Durante el vuelo de regreso jugamos con las brisas y las térmicas y disfrutamos de otro día más de buen tiempo.



La cena de clausura del encuentro tendrá lugar en el castillo medieval que domina la población de Mauterndorf. El trofeo al primer clasificado en la Coupe Geiger será para el piloto alemán Christian Lackner que pilota una Citabria. La tripulación cántabra del Savannah, formada por Alfonso Pereda y Muriel Herrero, se llevará el premio al tercer clasificado.
El lunes madrugamos bastante, unos más que otros pues los dos Sierras pilotados por Mariano y Joaquim despegarán a las 6 a.m. mientras que el resto lo haremos una hora más tarde. A pesar de nuestros horarios intempestivos, la propietaria del hotel ya está levantada para prepararnos el desayuno (fruta fresca, zumos de manzanas de cultivo ecológico, mermeladas caseras, pan de centeno, yogures frescos, cereales, café recién hecho, todo de primera calidad) y desearnos buen viaje y hasta la próxima.
Despegamos y vamos ganando altura hasta los 9000 ft donde tendremos un vuelo tranquilo atravesando las Dolomitas. La ruta nos llevará directos a Speziana donde llenaremos los depósitos y volveremos a despegar sin demora para cruzar nuevamente los Alpes antes de que la cosa se complique más. En la llanura italiana está entre SCT y BKN con cúmulos a unos 3000 ft y llegando a la barrera alpina, los cúmulos cubren ya muchas crestas, pero, al enfilar el valle que nos deberá llevar a Francia, tenemos el camino despejado y los cúmulos son ya una preocupación del pasado.  Con buena meteo, como viene siendo la tónica dominante en este viaje, nos vamos directos a Aspres donde después de comer, Enric y Manitas se pondrán nuevamente en marcha con destino a España. Joaquim y Mariano han batido todos los récords llegando a casa sobre las dos de la tarde con una sola parada para repostar. Los demás nos quedaremos a pasar la noche en Aspres y al día siguiente, después de repostar en Gap, también pondremos rumbo a casa.
Un viaje redondo con buen tiempo todos los días, algo muy poco habitual para viajes tan largos y que atraviesan zonas climáticas tan diferenciadas. Atrás quedan casi 3.000 km en seis días, más de 22 h de vuelo, cientos de litros de gasolina, bastantes litros de cerveza y miles de fotografías y horas de video que estamos editando y que muy pronto podréis ver en la web aviador.net y en otras páginas. Una primera selección de fotos la podéis ver en:
Ah, los amigos de Santander, se quedaron con ganas de volar más así que desde Mauterndorf aún se fueron a visitar Viena, luego el sur de Alemania, luego la zona del Mont Blanc y, después de pasar por Castejón, llegaron a Potes con más de 35 horas de vuelo en el Savannah y 4.400 km a sus espaldas.

Album fotos Austria 2012



1 mar. 2012

Aterrizaje en el altipuerto de Peryosurde


En Noviembre en un día con anticiclón espléndido realizando tomas y despegues en el altipuerto.
inclinacion 18 %.

8 oct. 2011

Visita del nuevo aeródromo de Las Carboneras durante la Fira del Vent ,el día un poco gris pero sin viento y buena visibilidad.

20 ago. 2011


Tour alpino agosto 2011: Italia, Austria, Alemania, Francia
Texto: Marlies Campi  Fotos: A.Pereda, A.Ibáñez

Venecia, “la ciudad prometida”
El año pasado habíamos prometido a una amiga que la llevaríamos (volando, por supuesto)  a Venecia. Asi que ahí estábamos en ruta a nuestro primer destino, dispuestos  a cumplir nuestra promesa.
Tras cruzar los Alpes de Haute Provence y hacer escala en Speziana, un campo de vuelo situado en el centro de la gran llanura del norte de Italia, en una mañana de brumas debido al intenso calor que está azotando Europa en este mes de agosto, ponemos rumbo a Venecia.
El singular aeropuerto de Venecia Lido (LIPV) se encuentra dentro del CTR del aeropuerto internacional de Venecia Tessera, en el TMA de Padova, dentro de un enorme zona controlada  que incluye las bases militares de Aviano, Rivolto y Treviso. La navegación en esta zona está sujeta a limitaciones de altitud y de ruta. Contactamos con Padova Información antes de alcanzar el punto Rovigo, y nos autorizan directos al VOR/NDB de Chioggia a máximo 3000 ft. Nuestra navegación transcurre por la inmensa llanura salpicada de ríos y pequeñas lagunas que se van haciendo más numerosas y extensas a medida que nos acercamos al mar. Sobre CHI contactamos con Venecia APP  que nos autoriza a virar 90º a la izquierda y proseguir por la línea de costa.  Sobrevolamos el puerto de Chioggia y a continuación el estrecho brazo de tierra en el que apenas queda un palmo de terreno sin edificar. Las playas están forradas de casetas de baño, parasoles y tumbonas y como es fin de semana y hace un sol de justicia, hay muchos bañistas (mejor no pensar en un aterrizaje de emergencia!).
A lo lejos a nuestras 11 se empieza a divisar la ciudad de Venecia. En el punto Porto di Malamocco nos pasan con el AFIS de Venecia Lido que nos autoriza directos a final de la 06. Que espectáculo tan maravilloso se abre ante nuestros ojos: la torre del Campanile, el palacio Ducal,  la isla de Santa Elena, el Gran Canal, las playas del Lido, el Adriático a nuestra derecha, y  hacia el Norte, emergiendo de las brumas,  los majestuosos Alpes de las Dolomitas.
El edificio de la terminal de Venecia Lido es una joya del art déco italiano. Hace pocos años que ha sido totalmente restaurado respetando al máximo el estilo de la época. El mobiliario,  gran parte del cual es original, la decoración, los detalles, todo está hecho con un gusto exquisito y siempre manteniendo el estilo art déco. En la sala central hay unos bellísimos murales con motivos aeronáuticos realizados según la estética de los años 20-30 del siglo pasado. El elegante  bar-restaurante tiene una amplia terraza con vistas directas a la pista. En el aeropuerto hay una agencia de viajes, una sala para preparar los vuelos con ordenador y acceso a internet. Una preciosa bicicleta de paseo de color azul cielo nos recuerda que podemos alquilar una para recorrer la isla. Frente a la entrada misma del aeropuerto hay un embarcadero conectado a la red de canales. Tiene que ser tremendamente glamuroso que te vengan a recoger al aeropuerto en una de esas elegantes lanchas italianas.
Pero dejemos el glamur y volvamos a la realidad. Un paseo de 15 minutos nos acerca al pequeño camping San Nicoló, situado en la punta más septentrional de la isla. Es un remanso de paz y eso que en “ferragosto” no hay apenas una plaza libre para poner la tienda. Tras instalarnos nos vamos rápidamente a la estación marítima para tomar un “vaporetto” que nos lleve a Venecia.
El viaje en vaporetto permite disfrutar del paisaje y tener una perspectiva diferente de Venecia, observar el aparente caos de tráfico de barcos, cruceros, lanchas motoras y barquitos que hay en la laguna, que parece que tengan que chocar a cada momento, o contemplar las escenas de la vida cotidiana en las calles y las casas que desfilan ante nuestra mirada. Nos bajamos frente al Puente de los Suspiros y empezamos la visita de la ciudad paseando por la Piazza San Marco con el Palazzo Ducale y el Duomo, atravesamos por estrechas callejuelas hasta desembocar en el puente de Rialto. Venecia es una ciudad de contrastes, una mezcla de un cuento de las 1001 noches y del neorrealismo italiano de la posguerra.   Podemos admirar un suntuoso palacete junto al Gran Canal y accediendo a la callejuela de la parte posterior, toparnos de frente con la ropa tendida bajo las ventanas, la fachada sucia y desconchada por la humedad y escuchar una airosa discusión en italiano surgiendo de una ventana abierta.  
Los precios son endiabladamente caros, tanto que, tras 3 intentos de tomar una copa, y tres chascos tras ver los precios de la carta, nos volvemos a Lido donde a pesar del turismo y de la proximidad con Venecia, los precios son aceptables.
Al día siguiente nos alquilamos unas bicicletas, un medio de locomoción ideal para esta zona tan llana,  con las que exploraremos todos los rincones de la isla de Lido y que nos proporcionan una sensación de vacaciones total.  Las playas que  ocupan toda la parte Este de la isla,  están muy “urbanizadas” para nuestro gusto. Todas disponen de dos  o tres filas paralelas de casetas de baño en las que la gente pasa todo el día, se lleva la comida, guarda las tumbonas, las toallas. Algunas playas son privadas, hay que pagar entrada y disponen de duchas, WC’s, restaurantes. Por fin encontramos una amplia playa en la parte central de la isla donde pasaremos unas agradables horas de baño, sol y picnic.
La isla de Lido es una zona de veraneo muy querida por los italianos.  Muchos vienen con el ferry o el vaporetto a pasar el día en la playa. Hay elegantes casas y torres de principios de siglo, muy bien cuidadas y restauradas, rodeadas de frondosos jardines,  así como magníficos hoteles con ese estilo de líneas orientales tan típico de Venecia y que la hacen única.

A Austria atravesando las Dolomitas
Tras dos días en Venecia ponemos rumbo Norte para cambiar de paisaje, de país y de idioma.
Nuestro objetivo es hacer una parada en Belluno para comer, repostar y abrir el plan de vuelo con destino a Zell am See en el corazón de  Austria. La ruta desde la isla de Lido nos obliga a evitar  el CTR  de Venecia y las bases militares dando un rodeo primero por línea de costa hasta el punto Caorle, luego viraremos a rumbo 350º para seguir hasta los puntos de Portogruaro y Sesto al Reghena. Alcanzado este último viraremos al Oeste para proseguir por la ruta de Pozzo, Fontanelle, Conegliano y después podremos virar nuevamente al Norte para despedirnos de Treviso APP antes de entrar en las montañas por el Lago Santa Croce donde la señal de radio empieza a perderse. Una vez libres del control ATC ponemos rumbo al precioso aeródromo de Belluno (LIDB), situado a los pies del Parque Nacional de las Dolomitas Belunenses.
La pista presenta un aspecto inmejorable con la hierba fresca y verde, recién cortada. Hay aviones haciendo tomas y despegues y los pilotos de vuelo a vela se están preparando para salir con las primeras térmicas del mediodía que ya se están formando sobre el relieve.

Saludamos a los amigos pilotos de montaña del Aeroclub de Belluno y nos instalamos en la terraza de la pequeña cabaña de madera del aeroclub. Después de comer algo de picnic, preparamos el vuelo a través de las montañas hasta el corazón de Austria. Pondremos rumbo Norte sobrevolando el lago de Cadore para entrar a Austria por Lienz a los pies del Grossglockner.

Cuando despegamos las nubes ya han crecido considerablemente y hacia el Norte, justo hacia donde nos dirigimos, parecen más compactas. Vamos ganando altura por el valle que atraviesa esta zona de las Dolomitas. Las montañas son de una belleza extrema, no podemos apartar la mirada de estas mágicas formaciones rocosas que reciben su nombre del mineral de dolomita que las hace tan características.


Zell am See, una joya entre lagos y montañas
Tras pasar la frontera por la zona de Lienz-Nikolsdorf, donde hay un pequeño aeródromo, tenemos que cruzar todavía la inmensa barrera montañosa de los Hohe Tauern antes de poder descender hacia Zell am See. Las nubes de desarrollo ocultan casi por completo las cimas y, a pesar de la carta OACI y del GPS, resulta difícil saber cual es el valle adecuado para proseguir el vuelo y cual el collado para pasar al otro lado de la cadena montañosa. Mientras Alfonso y Muri con su Savanah se van por la zona oeste, nosotros probamos suerte por el lado este. Al final las dos tripulaciones encontramos amplios claros por los cuales pasar y al otro lado de los Hohe Tauern brilla el sol.  Como pasa muchas veces cuando vuelas en alta montaña y hay nubes convectivas, hasta que no te acercas a la zona que deseas franquear, no ves realmente si se puede pasar o bien si el paso está bloqueado, porque de lejos las nubes te impiden ver la zona con claridad.

En Zell am See (LOZS) la meteo es estupenda, hay varios motoveleros, ultraligeros y avionetas volando por la zona. Este pequeño aeródromo es uno de mis destinos preferidos porque está situado en una de las zonas más bonitas del centro de Austria, junto al lago Zeller y rodeado de picos y glaciares. Sus instalaciones son impecables y el personal (con tan sólo dos personas se da servicio AFIS, se lleva la administración y se gestiona todo el aeródromo) atiende a los clientes con profesionalidad, eficacia y simpatía. Tras recoger las bicicletas que habíamos reservado por teléfono, nos ponemos en camino hacia nuestro hogar durante los próximos días.
En unos 5 min llegamos a nuestro alojamiento en una tranquila zona residencial. Nuestro apartamento está en el primer piso de una típica casa de arquitectura tradicional de Austria. Como ya son más de las 19h30, y aquí los horarios son centroeuropeos, cogemos las bicicletas y siguiendo el carril bici nos vamos hasta Zell am See a orillas del lago.  Es un paseo de unos 20 min con pendientes muy suaves y el carril está perfectamente señalizado, no hay pérdida. Después de cenar en un restaurante tradicional y de pasear por el centro, regresamos tranquilamente a casa con noche cerrada. Nos esperan unos mullidos edredones de plumón, y es que estamos en los Alpes donde incluso las noches de verano son frescas.

Al día siguiente dejamos descansar los aviones y nos vamos de excursión con las bicicletas. Tomaremos la ruta que rodea todo el lago y como hace un tiempo magnífico, pararemos en una de las zonas de baño para comer algo y nadar un poco. La ruta es bastante suave con pocos desniveles. Nos vamos cruzando con otros ciclistas, también con gente que pasea, patina o va a caballo. Alcanzando la zona norte del lago nos paramos en una de las numerosas zonas de baño que hay preparadas. El agua está a una temperatura estupenda, seguramente debido a las altas temperaturas que azotan Europa desde hace ya unas semanas. Mientras tomamos el sol tumbados en la hierba no paramos de oír a los aviones que van y vienen del aeródromo.  Por la tarde, después de una buena siesta, nos vamos con las bicis al vecino pueblo de Kaprun, conocido por su estación de esquí. Antes de regresar al apartamento nos tomamos una cerveza en un hotel con más de 100 años de antigüedad. Uno de sus salones conserva aún el mobiliario original de la época con plafones de roble y trofeos de caza en sus paredes.

Sólo llevamos un día sin volar y ya parece que nos falte algo.  Nos encontramos no muy lejos de Innsbruck y de la frontera con Alemania, por lo que decidimos darnos un paseo aéreo por la zona fronteriza para visitar los aeródromos de Kempten y Tannheim.  Entre Austria y Alemania no hace falta hacer plan de vuelo en VFR así que nos subimos a los aviones y nos vamos.
Saliendo de Zell am See seguimos por el valle del Salzach, luego viraremos a rumbo norte hasta rodear el TMA de Innsbruck por el este y adentrarnos en territorio alemán sobrevolando el lago Achen.  Pasaremos junto a la  población de Garmisch-Partenkirchen y su gigantesco trampolín de saltos de esqui, y el pico de Zugspitze que con sus 9718 pies es el más alto de Alemania. En cuanto salimos de las montañas encontraremos a nuestra derecha el castillo de Neuschwanstein, quizá el más famoso de los que mandó construir Luis II de Baviera durante su reinado.

En la región alemana del Allgäu encontramos el aeródromo de Kempten-Dürach (EDMK) con dos largas pistas de hierba, bar-restaurante, gasolina, internet. El  centro del pueblo de Durach está literalmente enganchado al aeródromo.
Al día siguiente paramos en Tannheim (EDMT) donde  se encuentran en plena vorágine de los preparativos de una nueva edición del festival y feria aeronáutica de Tannkosh que acoge cada año a más de 1300 aeronaves y 15000 visitantes. Este aeródromo pertenece a la familia Dolderer, una estirpe de pilotos entre los que destaca Matthias Dolderer, uno de los pilotos de la Red Bull Air Race.

Regreso a las montañas
A las 05:00 UTC despegamos de Tannheim y tras contactar con Munich Información para activar el plan de vuelo que presentamos la noche anterior, ponemos rumbo al oeste.  Hay una densa bruma y algunos bancos de niebla que junto con la monotonía del paisaje en esta zona del sur de Alemania, nos producen un sopor tremendo. Menos mal que de vez en cuando se escucha alguna comunicación con Munich para romper el silencio.  Hasta que no alcanzamos la zona fronteriza con Francia y Suiza el paisaje es bastante insulso y desde el aire todo se parece.
Nos dirigimos al aeródromo de Mulhouse-Habsheim (LFGB) para repostar antes de regresar nuevamente a los Alpes.  Hay que descender a 1000 ft AGL para no toparse con uno de los numerosos “ballenatos” que van al aeropuerto internacional de Basilea que queda a menos de 10 millas. Mulhouse-Habsheim había sido un aeródromo militar pero con la marcha de los militares muchos edificios han quedado abandonados, con los cristales rotos y con pintadas. Tiene un aspecto desangelado y una vez en tierra es bastante complicado aclararse para rodar porque no hay marcas en el suelo y las altas hierbas impiden distinguir la rodadura  de  las  pistas de hierba. Aunque encontramos a unos amigos pilotos franceses que nos hacen la corta estancia más agradable, tenemos ganas de salir de allí cuanto antes.

Despegamos de LFGB y ponemos rumbo al Mont Blanc. Tras sobrevolar el lago de Neuchâtel, nos adentramos en los Alpes dejando la zona de Les Diablerets a nuestra izquierda. Pasado Bex ya se divisa con claridad el acceso al valle de Chamonix y el macizo de Mont Blanc. En cuanto alcanzamos el macizo, aprovechamos para sobrevolar lo que queda de los glaciares. El paisaje es sobrecogedor y el mal estado de conservación de los glaciares alpinos, que hace tan sólo unas décadas llegaban casi al fondo del valle de Chamonix, es precoupante. En la frecuencia de vuelo de montaña se escuchan otras aeronaves volando por la zona siendo la Aigüille de Midi y el glaciar de la Mer de Glace una de las más concurridas, sobre todo por los aviones de la empresa de vuelos turísticos con base en Megève.

Nuestra plan es pasar la noche en la pista de montaña de Saint Roch, situada a  5500 ft  pero antes y muy a nuestro pesar, debemos perder toda la valiosa altura que habíamos ganado durante la travesía del Mont Blanc, y aterrizar en el aeródromo de Sallanches (LFHZ), situado justo debajo pero a tan solo 1755 ft, para repostar. El calor en el fondo del valle es infernal. Repostamos aeronaves y pilotos y despegamos para subir casi en espiral a Saint Roch donde la temperatura es  mucho más agradable. Esta etapa ya es fija en nuestros viajes, no podemos dejar de visitarla. La pista de hierba con su  tradicional chalet de madera es un mirador privilegiado del Mont Blanc. Es probablemente una de las pistas de montaña más bonitas que hay. La cena a base de platos típicos montañeses de la  Alta Saboya, que se termina con una tabla de quesos de la región, por si ha quedado algún hueco, es como siempre rica y abundante. Para hacer bajar la cena nos tomamos un licor de Genepy y  con la luna que ilumina las cumbres nevadas del Mont Blanc, nos vamos a nuestras tiendas de campaña. Bonne nuit!

L’Arpette, última etapa
El último día de nuestro viaje lo pasaremos en l’Arpette, una pista de montaña privada que parece sacada de un cuento de Heidi con su pista de hierba y su pequeño chalet de madera.  Disfrutando de la tranquilidad y  de las magníficas vistas  que nos ofrece este lugar único situado a casi 1900 m, decimos adiós a nuestra particular aventura aeronáutica por el centro del continente. 


1 ene. 2011

15 ago. 2010

31 dic. 2009

Feliz año 2010






Hopssss tenia el Blog abandonado
, muy abandonado, bueno como estamos inagurando año 2010 lo inicio con buenas intenciones, y lo podre al dia de nuevo o lo intento...

Bueno ahi va un video de Perysurde del verano pasado que participamos con varias tripulaciones españolas.

Feliz año 2010.
Angel Ibañez

27 sept. 2007

Inaguracion de una nueva pista





Inaguracion de una nueva pista de montaña, en los Alpes .

Estabamos en ruta a Croacia y nos habian invitado a la APME. Asociacion de Pilotos de Montaña (España) y pudimos asistir a la inaguracion, el dia era esplendido primero visitamos Meribel con unos amigos y de ahi salimos rumbo a la pista la ruta era corta pero entre medio de altas montañas



14 may. 2007

Visita del Valle de Xamonix por un grupo de pilotos de Ulm.

Restaurante en Megeve junto a la pista
Remontando el Valle de Xamonix



Dentro del programa de actividades de la APME. teniamos previsto vitar los Alpes, los dias 12 y 13 de Mayo, esta vez con un grupo de pilotos, de ulm.




Formamos dos grupos uno salio viernes, 15.30 de igualada, con 6 aviones y otros 4 en el segundo grupo del sabado, para coincidir todos finalmente en el Altipuerto de Megeve en el Valle de Xamonix.




La meteo a la ida el viernes y el sabdo fue bien y sin grandes problemas, el domingo aunque amanecio un dia soledado y luminoso habia "amenaza" en el Valle de xamonix de vientos de 80/100 km. y ademas turbulentos, el instructor de Megeve no paraba de recordarnoslo, por lo que con pena pero decidimos acelerar el regreso, y en vez de pasar el dia vistando pistas, el altipuerto de Meribel y otros inciamos el regreso, aun asi algunos lograron visitar Sant Roch, otros los glaciares, aunque poco a poco todos fuimos regresando hacia el sur, aunque cada vez con mas viento y menos visibilidad, y nos costo lo suyo pasar por la zona de Montpelier, Betziers etc. cosas... de la diosa meteo.
Vistamos diversas pistas, en Francia Aubenasson, Montelimar, Megeve, Sant Roch, Romans, entre otras.
Fotos de Manel Foj , Santi Fernadez, Angel Ibañez aunque seguro vendran otras...



4 nov. 2006

Va de Castillos ahora en los Alpes


Hace unos dias visitamos un pequeño castillo en los Pirineos y ahora tenemos otra visita pero en esta ocasion en los alpes.
leer mas...
Un poco de historia:
Unos Autriacos han comparado este castillo y lo estan restaurando, como buenos aficionados a la aviacion lo primero que han hecho es hacer una pista de aterrizaje (400 m. y 10 % inclinacion)
y luego enseñar como queda la restauracion y para celebrarlo se ha realizado un picnic en el jardin de castillo..


fotos de la excursion y del castillo

31 oct. 2006

Balesta Altisurface o pista inclinada situada en el Norte del Pirineo.


Este mes de Octubre del 2006 a pesar de que a sido muy lluvioso y variable, a permitido volar y a dado mucho de si.

Es una pista privada poco conocida de dificultad alta, debido a que solo es utilizable los ultimos 200 metros y como acostubra a ser en este tipo de pistas sin posibilidad de motor y al aire.

En esta ocasion fuimos invitados a visitarla por la restauracion de un pequeño castillo que esta a pocos metros de la pista, y que se puede pernoctar en uns bonitas y romanticas habitaciones y tambien dispone de restaurante, previa reserva.
Saludos Angel Ibañez
Fotos del encuentro en la Altisurface de Balesta en el Pirineo

25 sept. 2006

Excursion al Pirineo Frances


Estabamos en Castejon de Sos (Aragon) en una mañana de septiembre y como el dia era bueno decidimos hacer una excursion al pirineo frances, a vistar algunas pistas inclinadas o altisurfaces que conocemos, primero fuimos a Artigues una pista muy bonita y solitaria con vistas a la ciudad de Lurdes.

Luego a solo 5 minutos de avion claro visitamos la pista privada de Bergons se precisa permiso del propietario, mas inclinada, mas arboles, mas corta vaya bastante tecnica, firmamos el libro de visitas y decidimos regresar ya que cada vez se hacian mas nubes en el pirineo y todavia estabamos en la vertiente francesa, una vez en el aire dudas ¿quizas mejor poner gasolina por si acaso? , y nos fuimos rumbo Luchon pero hooopsss cerrado por no se que fiesta de perros pastores o algo asi, total seguimos hasta Sant Gaudens ahi por fin repostamos.

Y desde Sant Gaudens regreso a Castejon, debido a los cumulos que se iban formando cada uno tira por donde puede unos suben a 12.000 pies y otros buscan pasillos entre la nubes total a las 14.00 horas todos de nuevo en Castejon y directos al restaurante.

En resumen una mañana increible cruzamos el pirineo de sur a norte luego de norte a sur, visitamos tres campos y todo en poco mas de 3 horitas y encima paisajes increibles, que mas podemos pedir...

Algunas fotos de la Excursion

Saludos Angel Ibañez

20 sept. 2006

La Arpet (Alpes)


La Arpet es una pequeña pista privada de un piloto frances que lleva casi 20 años construyendola,o haciendo mejoras año tras año, esta a unos 2.000 metros en el corazon de los Alpes cerca de Meribel, como curiosidad no hay carretera ni camino para llegar a la casa refugio, es un lugar extremadamnete solitario y tranquilo, en fin es un lugar muy especial que uno se siente priviligiado de poder estar ahi y encima con el avion.
Para abatecerse de viveres es facil (si se tiene avion claro) despegue viraje al este y en 8 minutos altipuerto de Meribel y ahi a pie de pista un supermercado donde se compra el pan, periodico etc. y regreso al paraiso en pocos minutos.
mas fotos de la zona

6 jun. 2006

Viaje Austria

La travesia de los Alpes Franceses ...





Con la excusa de que se celebraba el encuentro anual de pilotos de montaña Europeos, pensamos era una buen ocasion para hacer este bonito viaje, eso si atravesando media Europa.


Amplio reportaje sobre el viaje publicado en la Revista Aviacion Deportiva en PDF.

La belleza de los lagos en el Norte de Italia

7 feb. 2006

Pista forestal abandonada (Huesca)


Cada año solemos hacer alguna visita a esta pista que hace unos años fue pista forestal, pero fue luego fue abandonada, pero solemos hacer un vuelo de reconocimiento y si todo se ve bien, (los javalis suelen hacer zanjas de vez en cuando) aterrizamos el lugar es muy solitario pero de mucha belleza y con el Monte Perido y la Peña Montañeza de telon de fondo.
Fotos de la pista

8 ene. 2006

Pista en picos de Europa (Asturias)


Pista en picos de Europa (Asturias)








Pista en de montaña en Picos de Europa, pista muy tecnica y de dificultad alta.
Aqui podeis ver algunas fotos de nuestra visita